Saltar al contenido
Meditación

Meditación guiada para dormir

Meditación guiada para dormir
5 (100%) 1 vote

¿Eres de las personas que le cuesta conciliar el sueño en las noches? ¿Duermes poco en las noches y sientes que la mente no ha descansado nada? ¿Al tratar de levantarte te sientes cansado? El insomnio es una de las causas del estrés, una situación frecuente, consciente o inconscientemente, que se da al tener problemas o algún inconveniente, lo que genera que a veces quién descanse sea nuestro cuerpo quedando la mente trabajando. Con la siguiente guía podrás realizar una correcta meditación guiada para dormir.

¿Has probado con diversas técnicas naturales y sigues sin dormir? Pues, una solución efectiva para minimizar el insomnio en este mundo tan agitado de hoy es día es realizar meditación.

Pero, como no todos tenemos el conocimiento sobre cómo lograr el estado de equilibrio y concentración adecuado para tener una efectiva meditación es necesario contar con una persona calificada y especializada en el tema que nos oriente como meditar.

Así mismo, que nos brinde todas las herramientas necesarias para liberar ese estrés que está afectando nuestro sueño haciéndonos entrar en un descanso más profundo que nos permita recuperar energía.

Además, con la práctica poder aprender la técnica para posteriormente realizarla en casa, sin necesidad de ser guiada.

Beneficios de la meditación guiada para dormir

Con la meditación podrás descubrirte, podrás equilibrar las dos principales de nuestro ser como es el cuerpo y la mente. Déjate de creencias de que se necesita tener un don extra para meditar o en dado caso que es una técnica complicada.

Si nunca lo has intentado no te predispongas. Pero, si lo has practicado y no te pareció bien, debes verificar el tipo de meditación que practicaste y si la persona que guió la sesión te llegó.

Si lo que buscas es tener un sueño profundo que te permita descansar cuerpo y mente la meditación guiada tiene muchos beneficios para ti ya que con sus técnicas logra relajar el cuerpo y la mente lo que trae consigo que puedas dormir cómodamente.

Dejarás atrás todas esas emociones negativas como el estrés, agotamiento, depresión, miedos y fobias que se van generando internamente y a la vez recibiendo de otros con malas noticias y problemas, al final somos como una olla de presión a punto a explotar. Esto incide en el descanso.

Esta práctica nos enfoca en el poder de la mente, trabajar para controlarla como inyectándole dosis de energía positiva en un ambiente natural que contrarreste las incidencias negativas del día a día, drenando y dejando libre las tensiones que teníamos retenidas en nuestro cuerpo y que traiga de vuelta la tranquilidad sin dejar de estar consciente de la realidad.

La meditación guiada para dormir además de proporcionar los mismos beneficios de la meditación clásica, está dirigida a personas con nivel de experiencia principiante a intermedio  que requieran de un orientador para poder llegar a concentrarse a profundidad un proceso que lo más seguro no se da el primero día pero con la técnica se logra.

El orientador te brindará las técnicas para que puedas sentirte en paz y podrás calmar tu mente, te ayuda a conectarte con tu yo interno, a conocerte y a sentirte. Esto relajará tu cuerpo y mente permitiendo que al llegar la casa en la noche puedas dormir plácidamente.

¿Cómo realizar una meditación guiada para dormir?

Si nunca has realizado una meditación lo más recomendable es que realices unos ejercicios de relajación de tu cuerpo que incluye respiración, lo puedes encontrar en videos, específicamente en la plataforma Youtube.

Esto con el fin de ir tomando práctica, porque aunque se piense que la meditación es fácil, no lo es, concentrarse profundamente lleva su tiempo y su práctica, no es simplemente cerrar los ojos y dejarse guiar por la persona que está llevando la sesión y así como en las noches no podemos dejar de pensar, así en la meditación si no tenemos la práctica necesaria, a la primera la mente no nos va a obedecer y no la vamos a poder controlar.

Pero no te desanimes si a la primera no lo logras, trabajar la mente es similar a trabajar el cuerpo, al primer ejercicio no tendrás el cuerpo definido, pues es lo mismo a la primera sesión de meditación no vas a controlar totalmente la mente.

Para realizar la meditación guiada para dormir debes:

  1. Buscar el espacio adecuado.

Lo primero que tienes que buscar es un espacio tranquilo, limpio, silencioso en el que no te interrumpan, un espacio que te sientas a gusto. Eso sí sin ningún dispositivo electrónico cerca, de ser así que esté apagado.

  1. Buscar la hora precisa.

Buscar una hora específica. Se recomienda que la meditación para dormir se deba realizar en las noches, justo antes de ir a la cama. Pero, todo depende de tu tiempo.

  1. Colocarte en una posición cómoda

Seguidamente y uno de los aspectos principales es conseguir una posición cómoda pero que sea neutra, puedes colocarte sentada en una silla o en el suelo, no sólo se medita en posición de flor de loto. La espalda completamente recta para poder sentir y controlar la respiración, las manos sobre los pies, con las palmas hacia arriba o hacia abajo. Si estás en una silla las rodillas deben estar a la altura de los hombros.

  1. Déjate llevar por el instructor.

Podemos realizar una clase presencial o aprovechar la variedad de clases que están en la web y que nos permite realizar la meditación.

En esa posición y con los ojos cerrados comienza lentamente a inhalar y exhalar por la nariz, siente y sincroniza la respiración, no te desesperes es lento, poco a poco. Tratando de acallar tu mente, relájate. Sólo escucha los sonidos.

Escucha la voz suave del instructor que te va guiando en ese proceso tan mágico que al terminarlo sentirás un gran cambio, te sentirás como si te hubieses quitado un peso de encima, eso en la noche te ayudará a conciliar el sueño plácidamente.

Sólo recuerda que así como le dedicas tiempo al cuidado de tu cuerpo y de tu piel debes consentir tu mente, y esta es una técnica idónea para hacerlo, sobre todo antes de ir a dormir, es como apretar un botón que nos permita desconectarnos y prepararnos para descansar pero también para buscar un equilibrio cuerpo-mente que nos permita alcanzar la paz interior que tanto anhelamos.