Saltar al contenido
Meditación

Meditación Mindfulness

Meditación Mindfulness
5 (100%) 1 vote

La meditación Mindfulness es un gran y legendaria tecnica de meditar, la cual se ha comprobado que ayuda a disminuir el estrés, mejora los niveles de ansiedad y colabora a minimizar los síntomas de los deprimidos, de igual manera es útil para dolores corporales y ciertas enfermedades.

La meditación se basa en el entrenamiento de la mente con la finalidad que puede permanecer en plena tranquilidad y concentrada al instante de meditar, además, es capaz de transformar físicamente la estructura cerebral, haciendo que estos cambios sean beneficiosos y duraderos en el tiempo.

Quizás piense que algo con tanto poder quizás sea complicado o que necesite mucha práctica para alcanzarlo. Tome en cuenta que la meditación de Mindfulness es gratis, muy simple y el único requisito que se pide en estar tranquilo y sentado durante alrededor de media hora todos los días.

Esta meditación puede ser practicada por personas de todas las edades, sin importar sus habilidades. Aprende cómo meditar.

Además, este tipo de meditación es ideal para aquellos que no poseen un instructor que les enseñe, ya que, se puede realizar estando solos.

 

¿Cómo practico la atención en la meditación Mindfulness?

Lo primordial es la atención, esta está presente en cada persona ya sea a la hora de meditar o al realizar una exploración corporal o prácticas para mejorar la misma en momentos comunes, tal es el caso de respirar y contestar el teléfono calmadamente, en vez de correr a contestar.

Consejos para la meditación Mindfulness

Prestar atención permite crear un lugar dentro de cada persona y sus reacciones, eliminando así las contestaciones condicionadas. Acá te presentamos como lograr mantener la atención a lo largo del día:

Guarda para ti un poco de tiempo. Para realizarlo no es necesario tener un cojín para meditar, una silla especial o cualquier equipo en especial, lo único indispensable es contar con el tiempo necesario y un espacio para realizarlo.

Debe ver la situación actual tal cual es. La finalidad de prestar atención no es engañar a la mente o calmarnos por siempre. Su finalidad es fácil: están pendientes del ahora, sin emitir juicios. Sin embargo, esto es fácil de decir, pero difícil de emplearlo.

Evite sus juicios. Siempre durante el proceso surgirán juicios, simplemente hay que evitarlos y no prestarles atención.

Repite el proceso de ver el momento y vivirlo como es. Los pensamientos generalmente invaden nuestra mente. Por lo que la atención es lograr evadir esos pensamientos y regresar al momento actual, cuantas veces sean necesarias.

Se comprensivo con tu mente distraída. La clave no es emitir juicios sobre ti por los pensamientos que tengas, todo es cuestión de práctica, por lo que la idea es alejar los pensamientos y traer la atención de regreso.

La clave es practicar. El proceso es muy sencillo, pero en la práctica se puede complicar. La base es repetirlo hasta que se alcancen los resultados que se esperan.

¿Cómo pensar? Este tipo de meditación tiene su base en la respiración, no porque esta tenga algo en particular, sino que la respiración está presente en todo momento y se puede usar como en enlace con el momento actual.  Durante el proceso es frecuente que surjan emociones, pensamientos o distracciones por sonidos, sin embargo, la finalidad es que sin importar lo que surja, tu mente retorne al instante actual.

¿Cómo empezar?

Una meditación es una práctica muy sencilla. Los primero es sentarse cómodamente, en un lugar donde se sienta cómodo, sea estable y firme.

Preste atención a los movimientos de sus extremidades inferiores. En caso de que se encuentre en un cojín, mantenerlas cruzadas es mucho más cómodo. En caso de que sea una silla, mantenga la planta del pie sobre el suelo.

Mantenga el cuerpo erguido, pero sin estar tenso. La columna vertebral tiene una forma fisonómica, esta es la adecuada.

Preste atención al movimiento de sus extremidades superiores. Lo ideal es sentarse con ambos brazos en forma paralela, mientras que las palmas posen sobre las piernas de manera natural.

Relaja la mirada. Con la barbilla inclinada hacia el suelo, permite que tu mirada también caída, no es necesario cerrar los párpados. Simplemente puede dejar que los ojos vean esas imágenes de fondo sin necesidad de enfocarse.

Présatele atención a tu aliento. Haz perceptible tu respiración: siento como el aire recorre tus vías respiratorias desde la nariz o boca, así como también el movimiento de su abdomen o pecho.

Presta atención al momento en que tu mente se aleja de tu aliento. Es natural que se deje de prestar atención a esto y que la mente se dirija a otros aspectos. La idea no es preocuparse, bloquearse o nada por el estilo. Cuando percibas que esto está sucediendo, retorna tu mente lentamente a prestar atención a la respiración.

Sé dócil con tu mente volátil. Es normal que su mente se encuentre pensando en distintas cosas continuamente. En vez de luchar contra ellos, observa desde afuera sin reaccionar. Aunque sea difícil de mantener, es la clave de todo. Regresa a prestarle atención a la respiración, al aliento sin juzgar.

En el momento que esté listo, solo eleve sus ojos, en caso de que se encuentren cerrados, ábralos. Tome un tiempo y note los sonidos a su alrededor. Note como se encuentra su cuerpo en ese momento, así como que debe notar sus pensamientos y reacciones emocionales.

Beneficios de la meditación Mindfulness

A lo largo del tiempo que practica prestar atención, es normal que se sienta mucha más tranquilidad, tenga más paciencia y amabilidad. Es posible que estos cambios, a su vez transformen otros aspectos de su vida.

Alcanzar la atención completamente le permitirá disfrutar al máximo todos los aspectos, incluso una larga charla y lograr un sueño profundo para pasar una noche relajada.