Saltar al contenido
Meditación

Meditación  Zen

5 (100%) 1 vote

La meditación Zen es una muy vieja costumbre budista, esta es de la época de la dinastía Tang de la china del siglo VII. Desde que esta práctica comenzó en china, se esparció hacia Corea, Japón y otros países asiáticos.  

La expresión japonesa Zen, viene de la palabra china Ch’an, esto quiere decir estado de meditación o concentración.

Este tipo de meditación budista puede ser realizada por principiantes así como por los más experimentados.

Beneficios de la Meditación Zen

La meditación Zen nos brinda grandes beneficios y uno de ellos es que nos muestra cómo funciona nuestra.

La meditación Zen, es muy parecida a otros tipos de meditación, ayuda a las personas de distintas formas, es de muy gran ayuda para personas que sufre de problemas de ansiedad o de depresión.

El objetivo de esta práctica es espiritual, la meditación Zen nos ayuda a conseguir una mente más clara y nos ayuda a controlar nuestros pensamientos. Se dice que el practicar el estado Zen, ayuda en un nuevo despertar de la mente.

¿De qué manera practicar la Meditación Zen?

La meditación Zen o también conocida como Zazen, se encuentra en el corazón de la práctica budista Zen. Este inicialmente fue llamada Dhyana en la India. La meditación Zen es una práctica muy sencilla y mucho más profunda. Con esta guía, podrás aprender cómo meditar  con una meditación Zen.

La habitación

Antes de iniciar con esta práctica, debes buscar un lugar en donde no sea ni muy tranquilo ni muy ruidoso, tiene que existir cierto equilibrio. Tampoco tiene que estar ni muy iluminada ni muy oscura, así como ni fría ni caliente.

Múltiples posturas

Existen distintas maneras de realizar la meditación Zen. Una de las maneras más viejas, es colocarse en la posición de loto o medio loto. Aunque si te falta un poco más flexibilidad, puede realizarlo tanto de rodilla o sentado en una silla.

El Zazen se puede hacer encima de un zafu, este es una especia de almohada redonda y gruesa, en posición de loto completo (Kekkafuza en nipón) o también medio loto (Hankafuza en nipón). El objetivo de esta almohada es levantar las caderas, lo que obliga a las rodillas estar derechas y firmes en el suelo. De esta manera, la práctica será mucho más estable y más cómoda. Otra de las cosas que necesitaras es un zabuton, esto es una alfombra rectangular que se pone abajo del zafu, donde descansaras las rodillas y las piernas.

Posición de meditación de loto completa (Kekkafuza)

Es ideal que consigas un zafu, pero para los que se están iniciando, podrás colocar una cobija gruesa, esta hará el trabajo de zafu. Los zafus tienden a ser de un tamaño promedio, entre 13 y 14 pulgadas, aunque si podrás conseguir de otros tamaños. Pero para los que están iniciando, una cobija gruesa te funcionara bien.

Posición de meditación de medio loto (Hankafuza)

Si busca la posición de medio loto, tiene que colocar uno de los dos pies encima del muslo y el otro en el suelo abajo del muslo. Pero si quieres la de loto completo, es necesario colocar cada pie sobre el muslo opuesto, los dedos tienen que coincidir con la línea externa de los muslos. Es muy importante presionar hacia arriba con la parte de arriba de la cabeza y presionar hacia el suelo con las rodillas.

Quizás esta manera te parezca un poco difícil o incómoda para los que están iniciando, pero mientras más lo hagas, tu cuerpo se volverá más flexible, tu mente podrá calmarse y al final conseguirás una postura agradable.

Aunque si estas posturas son muy difíciles o incomodas, puede hacerlo en una sobre una silla, de la manera convencional, esta es empleada en el país de Nipón. Si aún te resulta incómodo, puede hacerlo en un banco de meditación y también lo puedes hacer en una silla sin respaldar.

El objetivo principal de esta postura es mantener todo el cuerpo derecho y en total equilibrio. Es muy importante no inclinarse para ningún lado.

Cabeza y cuello

No importa cuál sea la postura que al final adquieras, es muy importante mantener el cuerpo derecho, el cuello y la espalda siempre erguidas. Es ideal que tu barbilla baje un poco para levantar la parte posterior del cuello y empujar hacia arriba la parte de arriba de la cabeza. Es importante no ponerse muy rigido y tampoco muy relajado al momento de hacer esta postura, simpre tienes que buscar un equilibrio mientras lo haces. La boca siempre tiene que permanecer cerrada durante la meditación; no puede haber presión en los dientes pero tampoco pueden estar separados, así como la lengua tiene que estar pegada en el cielo de la boca.

Los Ojos

a manera más antigua del Zen, los ojos tienen que mantener abierto durante toda la meditación. Esto hace que el practicante no se duermas o no sueñe despierto. Sin concéntrate en otras cosas, tendrás que mirar el suelo a medio metro de distancia. Con esto conseguirá que tus ojos se mantengan descansados, estarán entre abierto y cerrados. Lo ideal al momento de hacer el zazen, es en un soto dojo, esto es un cuarto de meditación. El practicante se tiene que sentar justo al frente de una pared para evitar cualquier distracción. Esto es recomendable hacerlo en el lugar donde lo practiques.

Situación de manos y brazos

La situación de las manos a lo largo de Zazen es exactamente la misma para las situaciones de loto completo, medio loto, asimiento y silla. Esta situación de la mano tiene por nombre el Mudra Galáctico o bien Hokkaijoin en nipón. Primero, pon tu mano izquierda sobre la derecha, y las palmas se viran cara el cielo. Ahora, haga un óvalo tocando las puntas de los pulgares a fin de que los pulgares se toquen entre sí y formen una línea recta. Las puntas de los pulgares deben tocarse sutilmente entre sí. Las dos muñecas deben reposar sobre los muslos; el borde de las manos debe reposar contra el vientre. Sostenga los hombros relajados.

Posición de meditación del Mudra galáctico (Hokkaijoin)

Existen 2 razones claras para realizar esta posición de la mano. Una de ellas es que las manos calmaran nuestros pensamientos. Mudra quiere decir: alén de la dualidad. Otra de las razones es que si tu mente no está del todo relajada, la forma del ovalo no saldrá muy bien. Esto quiere decir que algo está mal en tu manera de meditar y si tienes a un profesor, el podrá corregirte.

Respiración

El tipo de respiración que se aplica en la meditación Zen, no se compara con ninguna otra, y esto es lo más importante de esta meditación. Si buscas respirar de manera correcta, tendrás que conseguir la postura correcta. Mientras haces la meditación Zen, la respiración debe ser lento por la nariz y siempre la boca tiene que estar cerrada.

Esto se debe hacer en un momento de mucha calma.