Saltar al contenido
Meditación

Escaneo corporal: qué es y cómo se hace en la meditación

Entre las estrategias más utilizadas de meditación, aparte de la respiración, hacemos que el cuerpo examine, un valioso activo para resultar ser progresivamente consciente de las vibraciones de nuestro cuerpo sin depender de nada más que de nuestra propia mente.

Veamos qué es precisamente y cómo se hace para desenvolverse y estar en él y ahora

¿Qué es el escaneo corporal?

El escaneo corporal, también llamado «body clear», es uno de los métodos de Mindfulness-Based Stress Reduction (MBSR), así como uno de los más significativos junto con la respiración controlada.

Consiste al tener en cuenta las sensaciones del cuerpo, yendo de una parte a otra del cuerpo y monitoreando lo que están sintiendo, intensificándolo y obteniéndolo. Este entrenamiento se ha unido a prácticamente todos los programas de disminución de presión ya que, como síntoma ventajoso, inicia la relajación.

Con el tipo de vida ocupada que tenemos, combinada con el breve período que necesitamos para conocernos mejor, es regularmente sólo un tormento, un escalofrío o un acto de nuestro propio cuerpo hacia el final del día, cuando estamos durmiendo. La forma en que abruptamente nos volvemos cada vez más conscientes de nuestras emociones en torno a la hora de la noche se debe a la forma en que, ya sea por cansancio o a la luz del hecho de que pensamos que es difícil de descansar, damos más consideración a nuestro cuerpo.

El objetivo fundamental de este método es conocer la condición de nuestro cuerpo, para darse cuenta de qué sensaciones se originan en las diversas partes que lo crean. El desenvolvimiento, las sensaciones y consideraciones que ocurren debido a este procedimiento son algo opcional, pero igualmente básico. A pesar de que no se considera un método de desenrollado no adulterado, la forma en que se aplica contribuye a instigar un desenrollado resumido, tanto físico como mental.

¿Cómo se hace?

Como hemos remarcado, uno de los minutos en que, de forma automática, nos hacemos cada vez más conscientes de nuestras sensaciones, es el punto en el que estamos descansando. Esta puede ser una etapa inicial decente para los volantones en esta estrategia, comenzando cuando están durmiendo. No sólo no tendremos numerosas interrupciones, sino que el inicio de la relajación nos ayudará a dormir. Sea como fuere, muy bien se puede decir que se puede hacer en cualquier momento del día y que realmente no sirve para dormir.

Como su propio nombre demuestra, el método comprende en prever hacer una especie de examen o limpieza ordenada del cuerpo, similar a las máquinas utilizadas en las terminales aéreas con los viajeros. La distinción con esas máquinas es que no son los rayos X los que usamos para filtrar el cuerpo, sino nuestro cerebro, nuestro conocimiento, concentrando la consideración en las diversas partes del cuerpo, y siendo conscientes de lo que están sintiendo y de esta manera lo que nosotros mismos deberíamos estar sintiendo.

El examinar puede comenzar en cualquier lugar del cuerpo, pero es ideal para ir consistentemente en una dirección, ya sea aquí y allá o abajo y arriba. Se dice que ir por todos lados crea más desenvoltura y, como resultado, puede iniciar el descanso. En el caso de que necesites intentar descansar, este sería un curso impresionante. Los hechos pueden confirmar que en nuestro caso específico, ir de abajo hacia arriba, sugiere más desenvolvimiento. Todo se trata de difícil y de ver qué rumbo es el mejor para nosotros.

Ejemplo de la actividad de filtrado del cuerpo para relajar

Por ejemplo, deberíamos describir cómo se actúa esta estrategia en un orden de base:

Primero, cerramos los ojos y empezamos a sentir los dedos del pie izquierdo, moviéndonos intelectualmente por todo el pie, enfocando la parte inferior, el punto de impacto y el antepié.

En ese punto subimos por la pierna izquierda, sintiendo, en un orden específico, la parte inferior izquierda de la pierna, la espinilla y la pantorrilla, arrastrada por la rodilla y la rótula, todo el muslo, la entrepierna y la cadera. En ese punto, saltamos a los dedos correctos, siguiendo un procedimiento similar hemos terminado con la pierna correcta.

Una vez que hayamos visto las dos piernas, nos concentraremos en el territorio pélvico, incluyendo las caderas, el trasero y nuestras partes privadas. Seguimos adelante con la parte baja de la espalda y la región media, que será la primera experiencia con el resto de la parte media, la parte alta de la espalda, el pecho y las costillas.

Es concebible que, en el caso de que estemos concentrados, podamos ver nuestro pulso, particularmente en el caso de que estemos algo ansiosos. De la misma manera, tendremos en cuenta la cadencia de nuestra respiración, sintiendo que nuestros pulmones se hinchan y desinflan.

Prestaremos respecto a los huesos de los hombros, las clavículas y los hombros, siendo el último la conexión entre el medio y los brazos. Al evaluar los brazos, tenemos una oportunidad específica, ya que podemos proponernos romper ambos al mismo tiempo o, en caso de que nos guste invertir más energía en la reunión, ir uno por uno.

En los brazos podemos comenzar a lo largo de estas líneas, ya que hemos terminado con las piernas, pasando a los dedos y pulgares. Nos movemos progresivamente a través de los dedos, palmas, muñecas, brazos inferiores, codos, brazos superiores, axilas y hombros una vez más, que se llenarán como una extensión para ir a la última pieza del filtro del cuerpo, la cabeza, pasando por el cuello y la garganta.

¿Qué se necesita?

Cualquier cualquier persona de cualquier orientación sexual y cualquier estado de ser puede ensayar el filtrado corporal. Sea como fuere, hay varios puntos de vista a considerar.

Tienes que descubrir un lugar donde no haya interrupciones, por ejemplo, nuestra habitación. Este lugar es perfecto ya que nos permite descansar mientras se desarrolla la estrategia, a pesar de que los hechos demuestran que podemos realizarla descansando o, en cualquier caso, de pie, aunque no se sugiere para los volantones. Además, el pensamiento es tener suficiente extra una oportunidad ideal para completar una reunión, que puede durar en algún lugar en el rango de 20 y 45 minutos.

A veces, no es importante completar el barrido de manera indispensable, en otras palabras, centrarse en todas las impresiones del considerable número de partes del cuerpo.

El modelo dado arriba es un examen de cuerpo completo, pero no es el único y no es importante completarlo tan ampliamente en el caso de que uno necesite concentrarse en una sola parte, particularmente en el caso de que uno sea muy nuevo en este procedimiento o no tenga mucho tiempo. Por ejemplo, podemos concentrarnos sólo en las vibraciones de nuestro brazo o en el estado de ánimo de nuestra respiración.

También, a pesar de que no es lo más prudente, se puede hacer el examen del cuerpo estando en un lugar donde no se tiene nada que hacer, por ejemplo, en el área de la sala de especialistas, en el transporte o en un asiento en la carretera. Lo perfecto es tener tranquilidad y tiempo, pero también podemos poner a prueba nuestra capacidad para una completa consideración en los lugares más fluctuantes.

¿Qué sensaciones puede implicar la limpieza del cuerpo?

Como Decíamos que el examen del cuerpo es un método que nos hace considerar plenamente las partes de nuestro cuerpo. Al estar cada vez más comprometidos, tenemos un límite de afectación más bajo que en un día típico, viendo cosas que, tal vez, en circunstancias diferentes, no consideraríamos tener la opción de percibir.

A continuación veremos estas sensaciones físicas, al igual que las sensaciones que pueden ser agitadas y, obviamente, pensamientos bastante relacionados.

1. Sensaciones físicas

EN con respecto a las sensaciones físicas, podemos sentir diferentes tipos. Para dar algunos ejemplos: escalofríos, pinchazos, presión, no abrasión, desenrollamiento, muerte, peso, delicadeza, temblores, comodidad, hormigueo, consumo, tormento, golpes, vibraciones y vibras de frío y calor.

2. Reacciones entusiastas

Durante el reconocimiento del procedimiento podemos sentir toda la gama de entusiasmo, tanto emociones negativas como positivas.

Podemos sentir euforia, shock, ansiedad o querer parar, ya sea por fatiga o por el hecho de que no nos sentimos bien o, si no, podemos sentir placer. También podemos sentir miseria o temor, angustia, indignación, decepción, incluso repugnancia…

3. Thoughts

Claro es, durante el reconocimiento del procedimiento es difícil dejar el cerebro absolutamente limpio.

Quizás hay individuos, con una gran participación en el procedimiento, que están equipados para dejar su psique clara, enfocándose justa y únicamente en las sensaciones reales, sin embargo esto, la mayor parte de nosotros los humanos, apenas puede lograrse.

Durante la estrategia puede inferir una amplia gama de meditaciones (como puede ser la meditación zen) y, de manera similar a los sentimientos a los que se hace referencia, éstas pueden ser ciertas o negativas.

Dado que es el punto en el que poseemos una serenidad y energía significativas para nosotros mismos, podemos ir a pensar en el pasado, ver lo que ha ocurrido desde antes, y conocer nuestros triunfos y fracasos.

También podemos investigar el futuro, considerar cómo diseñarlo, lo que necesitamos, a dónde tenemos que ir… obviamente, una amplia gama de consideraciones pueden venir a la mente…

Algunas perspectivas a considerar

Puede encontrarse con un malestar durante el filtro corporal, que es tan importante como que el individuo que se está revisando tenga la opción de congelarse.

Dado que el individuo no está experimentando ningún tipo de método horrible, no hay motivación para sentir que el individuo está en grave riesgo. Esa es la razón por la que la actividad más adecuada en estas circunstancias es intentar centrarse en la respiración, en su desarrollo musical y, más allá de lo que muchos considerarían posible, disminuir el estado de ánimo de lapsus de motivación, hasta que el individuo se sienta mejor.

Si a pesar de ello, los indicios de frenesí no disminuyen, lo mejor es abrir los ojos, echar un vistazo a la habitación o al lugar en el que se encuentra e intentar dirigirse al espacio, para darse cuenta de que no se ha ido a ningún lugar arriesgado y que no se encuentra en una circunstancia en la que su vida esté en peligro.

Podemos intenta echar un vistazo a algo que nos afloja, por ejemplo, una obra de arte o una imagen de un amigo o familiar. Incluso podemos intentar conversar con alguien en el caso de que no estemos solos en casa o, en el caso de que lo estemos, llamar (no enviar mensajes de texto) a alguien.

El sonido de su voz y, lo más importante, su tono, nos hará sentir mucho mejor. Sea como fuere, ten cuidado de no llamar a nadie. Debería ser alguien cercano a ti y deberías darte cuenta de que en general será tranquilizador conversar con él o ella.

También, si es aire lo que necesitamos, podemos ir a dar un paseo y abrir las ventanas. Por si acaso nos perdemos por la delicada y sabrosa fragancia de una implantación (en lugar de un té), podemos preparar una manzanilla, valeriana o la mezcla casera que más queramos, aunque lo ideal sería no recurrir al expreso o al té.

Puede que nos gusten este tipo de bebidas, pero como contienen cafeína, una sustancia que puede crear presión, no son las más adecuadas para